Ficha Debates

Aprendiendo con el Dr. Juan José González Badillo. Algunas cuestiones en torno al Control del Entrenamiento de la Fuerza

3 Enero, 2018

Autor: Lucía Guerrero Romero

-La intensidad, definida y prescrita como porcentaje de una repetición máxima (intensidad relativa), es una de las variables más importantes a considerar cuando se diseña un programa de entrenamiento de fuerza dirigido a mejorar los niveles de fuerza.

-El carácter del esfuerzo viene definido por la relación entre lo que se hace y lo que se podría hacer, de manera que cuanto más se acerque el sujeto a lo que puede hacer, mayor será el grado de esfuerzo que le supone la carga programada, y mayor la fatiga.

-El grado de esfuerzo desarrollado no viene definido únicamente por la exigencia que le ha supuesto la primera repetición, sino también por el esfuerzo representado por las demás repeticiones que conforman la serie. Por tanto si dos sujetos experimentan la misma dificultad con una misma carga absoluta ante la primera repetición de una serie para un mismo ejercicio ejecutada a máxima velocidad, el esfuerzo global que representa la serie será diferente si realizando cada repetición con intención de aplicar la máxima velocidad, el número de repeticiones realizadas es distinto. Un mayor grado de esfuerzo y fatiga supondrá aproximarme más al número de repeticiones que podría hacer, obteniendo una mayor pérdida de velocidad en la serie.

-Un individuo no tiene un solo valor de fuerza máxima, sino múltiples valores dependiendo de la carga a vencer y, la velocidad a la que se esté desplazando la carga. Solo existe un entrenamiento posible, que es el entrenamiento para la mejora de la fuerza máxima.

-No solo es importante el control de la velocidad para conocer el verdadero esfuerzo que representa una carga determinada al realizar la primera repetición de la serie, sino también en que proporción o porcentaje se pierde velocidad en la serie, porque la pérdida de velocidad es un indicador de alta validez para estimar la fatiga. Así, cuanto mayor sea la pérdida de velocidad, mayor el estrés mecánico, metabólico y hormonal, mayor grado de esfuerzo generado ante la carga programada, donde el rendimiento probablemente no sea mejor ante un porcentaje mayor de pérdida de velocidad, y sin embargo si se incremente el riesgo de lesión.

-En un contexto de salud, posiblemente realizar la mitad o menos de las repeticiones posibles en la serie (carácter de esfuerzo medio-bajo) sea suficiente para mejorar la fuerza aplicada, con ventajas en menor volumen de trabajo, y por tanto mejor gestión del tiempo en el diseño de sesiones de entrenamiento con objetivo multicomponente incorporando (o no) otras unidades de entrenamiento…

-Entrenaremos para mejorar la fuerza aplicada en un tiempo determinado, en el tiempo disponible para aplicar fuerza. A mayor velocidad, menor tiempo disponible para aplicar fuerza, mientras que cuanto mayor sea el tiempo disponible para aplicar fuerza, más fuerza se pondrá aplicar. Pero cuanto mayor es la velocidad menor tiempo tendremos para aplicar fuerza, luego las condiciones empeoran, es decir, se incrementa la dificultad para conseguir más velocidad ante la misma carga (aplicar más fuerza a mayor velocidad), donde el tiempo tiene un límite.

-No podemos mejorar el rendimiento y mantener el tiempo de aplicación de fuerza, y para esto entrenamos a lo largo de nuestra vida, para ser capaces de aplicar más fuerza en menos tiempo (acciones realizadas a la máxima velocidad posible).

-La resistencia a la perdida de fuerza no es un entrenamiento porque todo es entrenamiento de fuerza, buscamos mejorar el rendimiento, y por tanto la mejora de la resistencia a la perdida de fuerza se manifiesta de forma positiva (implica mantener mayor velocidad ante la misma carga).

-El volumen de entrenamiento de Fuerza, que depende a su vez de la variable frecuencia (gestión apropiada del tiempo: “cuál es el estímulo más efectivo para ese tiempo del que dispone el sujeto”), tan solo representa el valor cuantitativo de la dosis, ya que sin un indicador de intensidad, no aporta información sobre el grado de esfuerzo desarrollado. Una definición adecuada, precisa conocer (entre otros), la distribución organizativa del volumen (global, hemisferios, GM) entre las zonas de velocidad, expresión de la intensidad relativa que ha utilizado el sujeto. Por tanto dos volúmenes iguales y con la misma intensidad media, pueden representar dos cargas muy distintas en función de cómo se hayan distribuido dichos volúmenes entre los valores de intensidad.

-Así, el volumen de entrenamiento, es una variable importante para configurar la carga de entrenamiento en el diseño de programas de entrenamiento de fuerza porque afecta a las respuestas neuromusculares y las adaptaciones posteriores. Normalmente, el volumen de entrenamiento se prescribe ejecutando un número específico de repeticiones en cada serie de ejercicios para todos los sujetos. Sin embargo, el número máximo de repeticiones que se pueden completar con una carga relativa dada (% 1RM) muestra una gran variabilidad inter-individual, por lo tanto, si durante una sesión de entrenamiento todos los sujetos realizan el mismo número de repeticiones por serie con la misma carga relativa, es posible que represente diferentes grados de esfuerzo.

-Por lo tanto, en lugar de realizar un número fijo de repeticiones, parece más apropiado finalizar cada serie tan pronto como se detecta un cierto nivel de fatiga neuromuscular (control del volumen de entrenamiento mediante la magnitud de la pérdida de velocidad). En este sentido, estudios recientes han demostrado que (i) la pérdida de velocidad en la serie muestra relaciones muy fuertes con medidas mecánicas y metabólicas de la fatiga, y (ii) existe una relación muy estrecha entre el porcentaje de pérdida de velocidad en la serie y el porcentaje de repeticiones realizadas con respecto al número máximo de repeticiones realizables, lo que permite estimar el nivel de esfuerzo alcanzado.




Capacitación relacionada

Curso
Curso en Velocity Based Strength Training (VBST): Uso de Dispositivos para Medir la Velocidad
Edición número: 1
Curso en Velocity Based Strength Training (VBST): Uso de Dispositivos para Medir la Velocidad

Fecha de inicio
27 Enero, 2018

Fecha de finalización
17 Marzo, 2018

Fecha fin de inscripción
12 Febrero, 2018

Descripción del curso

La tecnología portátil (wearable) y los dispositivos de medición lineal de velocidad y posición, entre otros, ha irrumpido con fuerza en el ámbito del deporte y las ciencias del ejercicio, algunos acompañados más que otros por seductoras campañas publicitarias. Todos estos dispositivos ayudan a popularizar y dar a conocer el así llamado “entrenamiento de la fuerza basado en el control de la velocidad de ejecución” (VBST). Sin embargo, solamente mediante instrumentos de medida de la velocidad de ejecución suficientemente fiables es posible poner en práctica este planteamiento. La conquista de la tecnología sobre las ciencias del deporte es imparable, y los primeros que se adapten y las dominen estarán en clara ventaja.



Suscríbete a nuestras newsletters
Novedades, artículos científicos y formaciones para el profesional de las Ciencias del Ejercicio Físico y la Salud
Gracias por seguirnos. Debes revisar tu correo electrónico para confirmar la suscripción.
Respetamos tu privacidad. Tu información personal está a salvo y nunca la compartimos con terceros.
No te pierdas nada. ¡Suscríbete ahora!
×
×
WordPress Popup Plugin