Ficha Debates

Comprensión actual de la fisiopatología compleja y multifactorial del dolor de espalda discogénico

9 Enero, 2018

Autor: Lucía Guerrero Romero

Los investigadores se esfuerzan continuamente por avanzar acerca de la etiología y las posibles intervenciones terapéuticas para la degeneración del disco intervertebral (DIV) en el contexto de dolor lumbar (DL). Sin embargo, los mecanismos complejos por los cuales la lesión del DIV y la degeneración pueden llevar al dolor, siguen siendo mal entendidos.

Numerosos estudios de imágenes han intentado determinar una asociación definitiva entre la degeneración del DIV y el DL. La degeneración del DIV está fuertemente asociada con el DL y la enfermedad degenerativa del disco es el diagnóstico más frecuente en sujetos con DL. Sin embargo no es un diagnóstico suficiente para el desarrollo del dolor, como lo demuestra un gran número de individuos asintomáticos. Usando la resonancia magnética (RM), las hernias discales se observan en el 22-67% de los adultos asintomáticos, la estenosis lumbar en el 21% de los adultos asintomáticos mayores de 60 años, y la osteoartritis facetaria no tiene siempre correlación con el DL. Un seguimiento de 7 años concluyó además que los hallazgos anormales en los escáneres de resonancia magnética no eran predictivos del desarrollo o duración del DL.

Aunque la degeneración puede encontrarse en sujetos asintomáticos, se ha demostrado que la gravedad de la degeneración del DIV medida por la RM se correlaciona con la gravedad del DL. Takatalo et al. hallaron que la degeneración del DIV en la región lumbar se correlacionaba con la gravedad del dolor independientemente de otros hallazgos degenerativos. Adicionalmente, en individuos asintomáticos, el aumento de la puntuación de la degeneración DIV de la RM es predictivo para el desarrollo de futuros episodios de DL por primera vez.

En la degeneración DIV, las condiciones dolorosas son difíciles de asociar con los resultados anatómicos y radiográficos específicos, en contraste con las hernias discales o estenosis lumbar. Además, la efectividad de las cirugías para el tratamiento del DL crónico era incierta, debido a pruebas contradictorias y a grandes variaciones en la técnica quirúrgica. En un estudio de cohorte prospectivo sueco, sólo el 63% de los individuos mostraron mejoría del dolor después de la cirugía y el dolor aumentó significativamente de 1 a 2 años posterior a la cirugía. Es difícil identificar qué pacientes pueden beneficiarse de la cirugía. Dadas las dificultades para determinar quién se beneficiará de la cirugía, el Colegio Americano de Médicos actualizó recientemente sus pautas de tratamiento de DL siendo los tratamientos no farmacológicos la primera línea de actuación (y como entrenadores tenemos un gran potencial para impactar en la salud de las personas mediante el ejercicio físico. La siguiente pregunta será "¿qué y cómo?"...).

El objetivo obvio de los modelos animales de la degeneración del DIV es imitar de cerca la condición humana del dolor discogénico crónico. Esto plantea la cuestión de lo que se considera verdaderamente dolor crónico tanto en humanos como en modelos animales. La literatura actual presenta dos definiciones diferentes. La primera es que el dolor crónico implica un cambio en las áreas corticales cognitivas y emocionales. El dolor crónico no puede ser completamente explicado por la patología somática identificable e implica cambios estructurales en el cerebro. Por lo tanto, es probable que la transición de la enfermedad aguda a la crónica refleje un cambio de una respuesta protectora debido al daño tisular a un cambio patológico dentro del sistema nervioso. Utilizando esta definición, un experimento necesitaría establecer que una lesión inducida por el DIV resultó en cambios cerebrales a largo plazo. Una manera más práctica de asegurar un modelo de dolor crónico es considerando la duración de un experimento. Si el experimento es demasiado corto, la patología puede reflejar una lesión aguda del DIV en lugar de degeneración crónica.



Capacitación relacionada

Curso
Curso de Ejercicio Físico, Columna Vertebral y Salud
Edición número: 2
Curso de Ejercicio Físico, Columna Vertebral y Salud

Fecha de inicio
12 Julio, 2018

Fecha de finalización
4 Noviembre, 2018

Fecha fin de inscripción
12 Agosto, 2018

Descripción del curso

Una vez más G-SE te propone compartir un espacio de formación virtual con sus referentes más prestigiosos. Juan Ramón Heredia y Lucía Guerrero te acompañarán en este curso que tiene como objetivo la adquisición de conocimientos y capacidades respecto a la salud de la columna vertebral, y que te permitirán desarrollar programas de entrenamiento en sujetos con patologías del raquis.

La columna vertebral posee unas características en base a un diseño evolutivo relacionado con la funcionalidad. Pero estas características no solo determinan la función sino que están en el origen de muchas de las patologías que pueden llegar a establecerse a nivel raquídeo. En este sentido conocer las características anatomo-mecánicas y cómo garantizar la salud e integridad del raquis en el contexto de las actividades de la vida diaria y especialmente, mediante los programas de ejercicio físico.



Suscríbete a nuestras newsletters
Novedades, artículos científicos y formaciones para el profesional de las Ciencias del Ejercicio Físico y la Salud
Gracias por seguirnos. Debes revisar tu correo electrónico para confirmar la suscripción.
Respetamos tu privacidad. Tu información personal está a salvo y nunca la compartimos con terceros.
No te pierdas nada. ¡Suscríbete ahora!
×
×
WordPress Popup Plugin