Ficha Debates

Esclerosis Múltiple y Ejercicio Físico

29 Mayo, 2018

Autor: Lucía Guerrero Romero

La esclerosis múltiple (EM) es una enfermedad desmielinizante que afecta al Sistema Nervioso Central (SNC), caracterizada por neurodegeneración, inflamación articular, desmielinización y daño axonal, provocando una discapacidad física considerable. Esta enfermedad tiene una naturaleza crónica, en la que actualmente afecta a más de dos millones de personas en todo el mundo de acuerdo con la Sociedad Nacional de Esclerosis Múltiple, y las estimaciones actuales indican que más de 400,000 personas se ven afectadas en los Estados Unidos. Datos recientes muestran que la EM afecta a más mujeres que hombres en una proporción de dos a uno. La edad del paciente al momento del diagnóstico es tradicionalmente de entre 20 y 50 años.

Existen numerosas hipótesis sobre qué personas contraen EM, pero la mayoría de los expertos coinciden en que es una combinación de factores genéticos y ambientales. Los factores genéticos comprenden principalmente etnia y sexo, con investigaciones actuales dirigidas a polimorfismos específicos de un solo nucleótido y complejos de histocompatibilidad. Los factores ambientales incluyen la exposición a la geografía y la vitamina D: generalmente, cuanto más cerca están los pacientes del ecuador, es menos probable que sean diagnosticados de EM; adicionalmente, se cree que los niveles más altos de vitamina D protegen contra la EM.

El curso crónico de la EM puede ocasionar síntomas mentales y físicos significativos así como déficits neurológicos, que incluyen debilidad muscular, ataxia, temblor, espasticidad, parálisis, trastorno del equilibrio, deterioro cognitivo, pérdida de visión, visión doble, vértigo, dificultad para deglutir y hablar, déficits sensoriales, disfunción vesical e intestinal, dolor, fatiga y depresión. Las disfunciones motoras en pacientes con EM se deben con frecuencia a la debilidad muscular ocasionando anomalías de la marcha, alteraciones en el equilibrio, y fatiga, principalmente.

La EM tiene una naturaleza progresiva impredecible y las restricciones en el desarrollo de las actividades pueden ocurrir repentinamente y avanzar más allá del tiempo esperado. En ese sentido, los pacientes frecuentemente reducen sus actividades debido a su temor a la exacerbación de los síntomas, y estas limitaciones aumentan la discapacidad y reducen la calidad de vida. Los déficits relacionados con el proceso de la enfermedad en sí mismos son irreversibles con el ejercicio, pero el desacondicionamiento físico a menudo puede mejorar mediante el entrenamiento. Además, la inactividad física conduce a los pacientes con EM a una elevada posibilidad de desarrollar condiciones comórbidas. Así, la hipercolesterolemia, hipertensión, obesidad, diabetes tipo 2, cáncer, artritis, osteoporosis, depresión, fatiga y muerte por enfermedades cardiovasculares son las afecciones asociadas a la enfermedad más frecuentes. Estas comorbilidades asociadas a la EM también se han relacionado con una mayor posibilidad de reducción de la capacidad funcional debido a una menor aptitud cardiorrespiratoria, a la disminución de la fuerza muscular, y otros riesgos neurológicos (por ejemplo, accidente cerebrovascular, etc.).

Los pacientes con EM, especialmente con alteraciones más graves, pueden presentar algunas diferencias en sus características fisiológicas en comparación con las personas de edad compatible en términos de fisiología cardiovascular y neuromuscular.

La disminución de la capacidad cardiorrespiratoria, en la expresión del consumo máximo de oxígeno (VO2max) entre los pacientes con EM, ha sido aproximadamente un 30% menor que la de los controles sanos. La disfunción respiratoria debido a la debilidad muscular respiratoria y otras causas, como el cansancio, son factores que contribuyen a la reducción de la capacidad cardiorrespiratoria. Se ha observado que otros factores como la frecuencia cardíaca y la presión arterial aumentan en la EM debido a alteraciones en el control autónomo de la función cardiovascular que se ha estimado entre el 7% y 60% en pacientes con EM. Además, la disminución en la aptitud neuromuscular parece ser particularmente clara en los miembros inferiores en comparación con los miembros superiores.

Durante muchos años, el papel del ejercicio físico en la EM ha sido controvertido, y anteriormente los médicos aconsejaban a las personas diagnosticadas con EM que evitasen cualquier actividad y ejercicio físico pues podía aumentar la morbilidad debido a la enfermedad. Actualmente, investigaciones demuestran que el ejercicio físico regular contribuye favorablemente revirtiendo el proceso de desacondicionamiento físico independientemente del nivel de discapacidad secundario a la EM, mejorando la funcionalidad y supervivencia. Los programas de entrenamiento correctamente prescritos pueden conducir a mejoras significativas e importantes en la aptitud cardiorrespiratoria y neuromuscular, y función cognitiva, entre otros.

Existen por tanto evidencias de los beneficios del ejercicio en la mejora del rendimiento al caminar, la cognición, la fatiga, la ansiedad, los síntomas depresivos, y la condición física en general en personas con EM (Ensari et al., 2014; Pilutti et al., 2013; Platta et al. al., 2016; Sandroff et al., 2015; Snook y Motl, 2009). A pesar de estos beneficios, gran parte de la literatura actual relacionada con el entrenamiento físico en personas con EM se ha centrado en personas con discapacidad leve a moderada (Latimer-Cheung et al., 2013). Esto es problemático ya que las personas con EM con discapacidad motora severa a menudo se excluyen de los estudios de entrenamiento, lo que limita la evidencia a aquellos con discapacidad de leve a moderada. Además, los enfoques de ejercicio que han sido efectivos en personas con discapacidad de leve a moderada pueden no ser físicamente accesibles para personas con EM con limitaciones de movilidad severa. Por lo tanto, existe una demanda en cuanto a revisar exhaustivamente las estrategias de entrenamiento físico que se han implementado para el manejo de la discapacidad en personas con EM con discapacidad de movilidad severa.

Teniendo en cuenta las limitaciones de la literatura actual, brindamos orientación para futuras investigadores con respecto a las intervenciones mediante el ejercicio físico en personas con EM. Recomendamos investigaciones exhaustivas y sistemáticas mediante el desarrollo de diseños de ensayos controlados aleatorizados de alta calidad con las condiciones de control apropiadas para determinar la prescripción más segura y eficaz de entrenamiento con respecto al tipo de ejercicio físico, frecuencia, duración, intensidad, y otras variables, en resultados importantes como los resumidos en esta revisión.



Capacitación relacionada

Curso
Curso de Especialización en Ejercicio Físico en Enfermedades Renales, Lesiones Medulares, Cáncer y Procesos Neurodegenerativos
Edición número: 2
Curso de Especialización en Ejercicio Físico en Enfermedades Renales, Lesiones Medulares, Cáncer y Procesos Neurodegenerativos

Fecha de inicio
31 Diciembre, 2019

Fecha de finalización
30 Enero, 2019

Fecha fin de inscripción
30 Junio, 2019

Descripción del curso

En este curso de especialización, que forma parte del Experto Universitario en Prescripción de Ejercicio Físico en Patologías (3 Edición), se abordarán cada una de las variables y decisiones a tomar encaminadas a diseñar programas de ejercicio específicos de las patología renal, lesión medular, cáncer y otros procesos neurodegenerativos.

Durante el mismo, buscaremos que adquieras las las competencias necesarias para diseñar programas de ejercicio físico en las patologías especificadas, conociendo los procesos operativos que guían ese diseño, la dosis más segura y eficaz para prevenir, conservar la salud y apoyar el tratamiendo.




Suscríbete a nuestras newsletters
Novedades, artículos científicos y formaciones para el profesional de las Ciencias del Ejercicio Físico y la Salud
Gracias por seguirnos. Debes revisar tu correo electrónico para confirmar la suscripción.
Respetamos tu privacidad. Tu información personal está a salvo y nunca la compartimos con terceros.
No te pierdas nada. ¡Suscríbete ahora!
×
×
WordPress Popup Plugin