| Contacto

¿RESISTENCIAS ELÁSTICAS COMO MEDIO PARA MEJORAR EL RENDIMIENTO EN EL DEPORTE?


Post
Libro IICEFS

Fuente*: González Badillo & Rivas Serna, 2019: Fuerza, Velocidad y Rendimiento Físico y Deportivo (capítulo 18, pp 574-575)

*Ante la confusión de algunos seguidores y lectores que nos atribuyen la autoría o indican que se parafrasea a la fuente, queremos dejar constancia de que este texto es fragmento literal extraido de la publicación indicada arriba. Nos parece una reflexión de enorme interés y relevancia y es por ello que hemos querido hacer esta breve entrada (aprovechando para recomendar esta magnífica obra). Sería conveniente que cualquier debate o cuestión sobre el texto respetase la integridad y autoria del mismo. 

Un ejemplo aplicable a muchos deportes es la utilización de gomas como forma de oponer resistencia a la ejecución de los movimientos. Esto es un grave error, porque la goma no ofrece resistencia al movimiento en la fase inicial de ninguna acción, sino cuando ya ha habido un desplazamiento y ha aumentado la velocidad, precisamente en la fase de la acción específica en la que se aplica menos fuerza de todo el recorrido, debido, precisamente a la alta velocidad de la acción. Por tanto, en la fase limitante de la acción, que son los primeros 100-200 ms antes de iniciar el desplazamiento, fase estática o isométrica de la acción, y en los primeros milisegundos de la fase dinámica del movimiento, la goma no está ofreciendo ninguna oposición, luego no tiene ningún efecto como carga externa, pero, además, cuando lo importante es ser capaz de aplicar más fuerza a mayor velocidad en la fase lanzada del movimiento (mejora de la RFD a altas velocidades, lo más difícil de mejorar), la goma no permite que se entrene esta capacidad, pues la velocidad es baja, no puede aumentar, ya que lo impide la mayor tensión de la goma. En definitiva, algo contraproducente por lo que no aporta y por lo que interfiere.

Otro ejemplo,  si a un jugador de tenis se le ata una goma en la cintura para que realice acciones de subida a la red para golpear la bola y que vuelva rápidamente a la línea de fondo para repetir la acción, el efecto que se está produciendo es en parte nulo y en gran parte negativo. Nulo porque la goma no interviene en el arranque de la carrera hacia la red -fase crítica de la acción-, y negativo porque facilita la frenada al aproximarse a la red (efecto contrario a lo que se pretende con cualquier ejercicio con carga extra añadida) y desajusta la fase de aproximación a la bola, determinante en el golpeo adecuado para pasar y colocar la bola. Además, a la vuelta al fondo de la pista la goma le ayuda, nunca actúa como carga extra, sino todo lo contrario, como fuerza facilitadora de la acción. Acciones con porteros de fútbol que se atan a los postes con gomas y otras semejantes tienen los mismos inconvenientes.