| Contacto

ENFERMEDAD PULMONAR OBSTRUCTIVA CRÓNICA Y ATENCIÓN A COMORBILIDADES


Post
Libro IICEFS

La enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) se caracteriza por una limitación persistente del flujo de aire asociada con la respuesta inflamatoria causada por partículas tóxicas y gases generalmente relacionados con el tabaco. Altamente prevalente, la EPOC afecta la calidad de vida y aumenta la hospitalización y la muerte. Entre otras comorbilidades, la osteoporosis es muy común y frecuentemente ignorada en pacientes con EPOC, cuya prevalencia ha oscilado entre el 17 y el 35% y depende de los criterios de definición y los métodos utilizados para el diagnóstico.

Caracterizada por una baja masa ósea y una calidad y resistencia ósea comprometidas que conducen a un mayor riesgo de fracturas, la osteoporosis con frecuencia se descuida y solo se diagnostica después de una fractura. De modo que solo unos pocos estudios han analizado predictores de osteoporosis y fracturas en pacientes con EPOC, no habiendo una recomendación específica para detectar la fragilidad ósea y la pérdida de masa muscular o para iniciar medicamentos contra la osteoporosis en estos pacientes. 

En el presente estudio, se evaluó la tasa de osteoporosis, fracturas por fragilidad y baja masa magra en una cohorte de pacientes con EPOC atendidos en un hospital terciario. También se investigaron los posibles factores de riesgo asociados con la fragilidad esquelética y las anormalidades en la composición corporal. Se pretendía determinar si la función pulmonar deficiente en la EPOC es un factor de riesgo independiente para fracturas por fragilidad y baja masa magra. Teniendo en cuenta los hallazgos de menor DMO y masa magra en pacientes con EPOC con enfermedad más grave, se investigaron las posibles asociaciones entre la densidad mineral ósea (DMO), los parámetros de composición corporal y las variables de espirometría. No se detectó una correlación significativa entre las variables de espirometría o los parámetros de DXA y el tabaquismo acumulado medido como paquete/años y el nivel de actividad física medido por el cuestionario Baecke.

En el presente trabajo, se observó una tasa muy alta de osteoporosis y fracturas por fragilidad en un grupo de pacientes con EPOC. Solo una minoría tenía diagnóstico previo de osteoporosis. La mayoría de las encuestas demostraron una falta de atención en pacientes con EPOC con el objetivo de prevenir, diagnosticar y tratar la osteoporosis. La tasa de osteoporosis y fracturas observadas en estos pacientes es claramente más alta que la reportada para la población general del estudio mencionado.

También se demostró una mayor tasa de baja masa magra en pacientes con EPOC, un factor asociado con una limitación funcional significativa en la enfermedad, independientemente de la función pulmonar. En mujeres con EPOC, también se observó un aumento significativo en la grasa corporal. La baja masa ósea, las fracturas y las anormalidades de la composición corporal (baja masa magra y alta grasa corporal) se asociaron significativamente con la gravedad de la enfermedad.

Además, muchas pruebas que valoran la función física pueden predecir la mortalidad y los resultados relacionados con la enfermedad en pacientes con EPOC. En este caso, los resultados de “Timed Up and Go” (TUG) más altos se asociaron con una DMO más baja en las regiones esqueléticos sensibles a la carga mecánica como el fémur total y el cuello femoral.

Concluyendo, los hallazgos demuestran una frecuencia muy alta de osteoporosis, fracturas por fragilidad y baja masa magra en pacientes con EPOC. La gravedad de la enfermedad se correlacionó significativamente con la baja masa ósea y las anormalidades de la composición corporal. Estos resultados subrayan la necesidad de una detección sistemática de osteoporosis y fracturas por fragilidad en pacientes con EPOC. Si bien está bien establecido que el glucocorticoide aumenta el riesgo de fracturas por fragilidad, queda por demostrar si la reversión o la mejora de la función pulmonar a través de medicamentos o rehabilitación podrían tener un impacto positivo en los resultados óseos y musculares en este escenario clínico.