| Contacto

ENTRENAMIENTO ISOMÉTRICO DE LA FUERZA COMO TERAPIA ANTIHIPERTENSIVA


Post
Libro IICEFS

Tradicionalmente, el entrenamiento isométrico (estático) de la fuerza como medida no farmacológica para el control y tratamiento de la hipertensión había sido descartada, pues se consideraba que este tipo de práctica debía estar contraindicado en personas con hipertensión arterial debido a la sobrecarga excesiva a la que sometía al corazón. Sin embargo, actualmente existe un emergente cuerpo de conocimeinto científico que apoya la eficacia del entrenamiento isométrico de baja intensidad (30-35% de la máxima contracción isométrica voluntaria) para reducir la presión arterial (PA) de reposo en sujetos hipertensos (1-5).

Una serie de revisiones sistemáticas y metaanálisis recientes (1-5) han constatado que este tipo de entrenamiento podría ser útil como tratamiento no farmacológico para la prevención y el control de la hipertensión en personas medicadas y no medicadas. El conjunto de los estudios ha confirmado que el entrenamiento isométrico de la fuerza puede reducir la presión PA media y la PAS de reposo en una magnitud similar o superior al del entrenamiento de resistencia o entrenamiento dinámico de fuerza (~5-7 mmHg) (4,5), aunque algún metaanálisis no coincida en afirmar lo mismo para la PAD (1-2 mmHg) (5). Estos efectos positivos sobre la PA, junto con la ausencia de efectos secundarios documentados, el equipo relativamente económico y portátil necesario para entrenar (por ejemplo, un hand-grip), la corta duración de las sesiones de entrenamiento (8 a 12 min aproximadamente) y el bajo nivel de estrés cardiovascular provocado, convierten al entrenamiento isométrico de la fuerza en un tratamiento no farmacológico apropiado (5). Debido a que el grupo muscular, extremidad corporal o tipo de ejercicio con el que entrenar isométricamente parece no ser determinante, se podrían realizar ejercicios tanto unilaterales o bilaterales como mono-articulares (por ejemplo, extensión de rodilla sentado en máquina) o multi-articulares (media sentadilla apoyado en pared). No obstante, el entrenamiento isométrico de la fuerza debería considerarse como un complemento, no una alternativa, debido a los beneficios adicionales que el entrenamiento aeróbico y el entrenamiento dinámico de la fuerza tienen sobre otros factores de riesgo cardiovascular (resistencia insulínica, perfil lipídico, composición corporal, etc.) además de sobre la función cardiovascular y músculo-esquelética (5).

Si bien esta metodología está aún siendo investigada, y desconocemos unas directrices concretas de entrenamiento para este propósito, debemos reconocer su utilidad como terapia antihipertensiva complementaria al entrenamiento de la resistencia y dinámico de la fuerza. También es posible que en determinadas circunstancias en las que una persona hipertensa no pudiera realizar ejercicios dinámicos por convalecencia, falta de movilidad o de recursos, etc. el entrenamiento isométrico podría considerarse una buena alternativa de tratamiento y control no farmacológico de la hipertensión. Algunas de las guías (6) y estudios desarrollados con resultados positivos ya han propuesto utilizar dosis de ejercicio isométrico del siguiente tipo: 4 x 2 min (ejercicios unilaterales o bilaterales de piernas, ejercicios uniarticulares y/o multiarticulares), 1-2 minutos de recuperación entre series y ejercicios, 30–40% máxima contracción voluntaria, y 3 sesiones a la semana.

Referencias bibliográficas

  1. Owen A, Wiles J, Swaine I. Effect of isometric exercise on resting blood pressure: a meta analysis. J Hum Hypertens 2010; 24:796–800.
  2. Carlson DJ, Dieberg G, Hess NC, Millar PJ, Smart NA. Isometric exercise training for blood pressure management: a systematic review and meta-analysis. Mayo Clin Proc: Elsevier 2014;327–34.
  3. Inder JD, Carlson DJ, Dieberg G, McFarlane JR, Hess NC, Smart NA. Isometric exercise training for blood pressure management: a systematic review and meta-analysis to optimize benefit. Hypertens Res. 2016;39:88.
  4. Smart NA, Gow J, Bleile B, Van der Touw T, Pearson MJ. An evidence-based analysis of managing hypertension with isometric resistance exercise-are the guidelines current? Hypertens Res. 2019.
  5. López-Valenciano A, Ruiz-Pérez I, Ayala F, Sánchez-Meca J, Vera-Garcia FJ. Updated systematic review and meta-analysis on the role of isometric resistance training for resting blood pressure management in adults. J Hypertens. 2019;37(7):1320-133.
  6. Whelton PK, Carey RM, Aronow WS, Casey DE Jr, Collins KJ, Dennison Himmelfarb C, et al. 2017 ACC/AHA/AAPA/ABC/ACPM/AGS/APhA/ ASH/ASPC/NMA/PCNA Guideline for the Prevention, Detection, Eval- uation, and Management of High Blood Pressure in Adults: A Report of the American College of Cardiology/American Heart Association Task Force on Clinical Practice Guidelines. J Am Coll Cardiol. 2018;71:e127 – e248.